Comuna antigüeña utiliza biodiésel en Siglo XXI

Comuna antigüeña utiliza biodiésel en Siglo XXI

Proyecto Biodiesel Antigua Guatemala

Por las calles de la Ciudad Colonial transitan 10 vehículos municipales que funcionan a base de biocombustible.

Desde las primeras horas de la mañana, hasta que finalizan las actividades diarias de la comuna en Antigua Guatemala, hay 10 vehículos municipales que recorren toda la ciudad movilizados por biodiésel, el cual utilizan desde hace 2 meses.

El carburante alternativo es proveído por una planta de biodiésel que empezó a funcionar este año en Sacatepéquez, y que se construyó como parte del convenio de cooperación entre la Embajada de Suiza, la Municipalidad de Antigua Guatemala y el Hospital de Obras del Hermano Pedro. Se busca que el proyecto sea un ejemplo modelo para demostrar el uso que se le puede dar al aceite vegetal recolectado en restaurantes, y luego transformado en biodiésel.

Con sello chapín

Alejandro Del Valle, coordinador del proyecto, indica: “La planta produce semanalmente 250 galones de biodiésel, y hasta el momento no se ha presentado ningún problema en los vehículos. En unas pocas semanas se aplicará también a cinco unidades del Hospital”.
El biodiésel le ha traído varios beneficios a la comuna, entre los cuales se encuentra la reducción de la contaminación, tanto del aire como del agua, porque los restaurantes ya no desechan el aceite en los desagües, así como un ahorro del 50% en la partida destinada a combustibles (lea: Aceite es primordial).

En el presupuesto anual se destinan mensualmente Q30 mil, de los cuales se ahorran Q15 mil con el uso del energético. “La comuna ya no gasta en el diésel para los 10 vehículos, por lo que esa cantidad será destinada a otros rubros que beneficien al ciudadano”, explica Adolfo Vivar, alcalde municipal.

Ecología sobre ruedas

Los vehículos que usan el nuevo carburante tienen distintas funciones, entre ellas abrir calles, cargar basura y apoyar a la Policía de Turismo. La mayoría de unidades es de modelo reciente, y pasó por un proceso de adaptación para poder usar el biodiésel, que se dividió en 2 modalidades. La primera consiste en el cambio progresivo por porcentajes, desde el 20 hasta el 100, para que poco a poco el biodiésel limpie las impurezas del diésel en el sistema. La otra forma fue desinstalando el tanque y los filtros para lavarlos completamente, y, luego utilizar biodiésel al 100%.

ACEITE ES PRIMORDIAL

El biodiésel se obtiene de aceites vegetales o grasas animales. En este caso, el aceite quemado es recolectado en unos 160 restaurantes que colaboran con la planta y proveen la materia prima, cuyo producto final reduce la contaminación en un 83%, si se compara con la producida por el diésel obtenido del petróleo.Los proveedores se encuentran ubicados en algunos municipios de Sacatepéquez y en la ciudad de Guatemala. La siguiente fase del proyecto será anunciada oficialmente el 2 de junio, y en una etapa posterior se buscará proveer de ese combustible a las calderas del Hospital de obras Sociales del Hermano Pedro.

Lucía León, Siglo 21 | mleon@sigloxxi.com