El sueño de la alternativa energética

El sueño de la alternativa energética

La idea de dos guatemaltecos de hacer biocombustible busca aportar un beneficio al país con una opción más, que sustituya la crisis originada por los precios de los combustibles, apostando por un ahorro económico y un cuidado ambiental.

El proyecto piloto cuenta con el apoyo económico de la Embajada de Suiza por US$25 mil, con lo que se compró el equipo necesario para montar en la finca Florencia la planta generadora.
Karen De la Rosa


 

Mario Molina, coordinador del proyecto Biodiésel Antigua Guatemala, muestra las pruebas del aceite reciclado luego del proceso para convertirlo en biodiésel. Alternativa energética que ya utiliza en sus vehículos la comuna antigüeña y las obras sociales del Hermano Pedro.

Los niños juegan a ser inventores, juego que muchas veces se convierte en sueño y en pocas ocasiones se vuelve una realidad. El ingenio para ponerlo en práctica no se hace esperar y en algunos lugares de la casa, como la lavandería, son ideales para poner en marcha el proyecto.

Así ocurrió con Mario Molina y Alejandro del Valle, dos guatemaltecos que aunque ya no son niños decidieron ser inventores y obtuvieron biodiésel.

Todo inicia en la lavandería de la casa de Alejandro, lo único que tenían a su alrededor era una mesa, una pila y una pequeña lavadora.

Mario recuerda que obtuvieron el aceite ya utilizado de un restaurante para combinarlo con alcohol y metóxido (un químico) que hace la reacción para producir biodiésel.

Con el tiempo compraron una estufa y consiguieron unas batidoras antiguas, La mezcla no salió a la primera prueba, pero seguimos intentando , comentó Mario, quien recuerda que la primera prueba la hicieron con una bomba de agua ubicada en una finca de un amigo, teníamos nervios porque no sabíamos si funcionaría o tendríamos que pagar la bomba , la sorpresa fue que sí funcionó , se hizo evidente con el uso del biodiésel, las emisiones de humo negro fueron desapareciendo y la bomba no tuvo problemas en su sistema.

Pero ambos sentían que no era suficiente, ya que buscaban un proyecto de beneficio social que llevará a Guatemala a incursionar en un tema que, a nivel mundial ya era conocido.

Surge así la idea de Biodiésel Antigua Guatemala. Un proyecto piloto que cuenta con el apoyo económico de la Embajada de Suiza por US$25 mil, con lo que se compró el equipo necesario para montar en la finca Florencia la planta generadora, la cual funciona desde el 2007. La Municipalidad de La Antigua Guatemala, que es quien consume el producto, compra los insumos para producir el biodiésel que son alcohol, catalizador y filtros. Se entrega el combustible para que la flotilla completa de vehículos entre picops, camiones pequeños y grandes, maquinaria pesada, tractores, y retroexcavadoras lo utilicen. A criterio de Vitelio Contreras, de Medio Ambiente de la Municipalidad antigüeña, el beneficio de este proyecto se refleja en la economía de la comuna, ya que se economiza un 50% de la inversión en combustibles, el consumo varía, pero antes utilizamos Q30 mil para compra de diésel y con este proyecto solo gastamos Q15 mil , indicó Contreras.

Mario, recuerda la expectativa de las autoridades municipales y de los pilotos de dicha institución cuando hace cinco meses iniciaron a usar el biodiésel, hoy, se produce un promedio de 400 galones semanales, gracias a la ayuda de más de 100 hoteles y restaurantes de la capital y de La Antigua Guatemala, quienes en su mayoría donan el aceite utilizado.

Interrogantes

Pero las preguntas nunca faltan ¿Daña el carro?, ¿qué efectos tendrá en el sistema?

La conversión es de uno a uno, por cada galón de aceite se obtiene uno de biodiésel. Este es comparable con el diésel en un 90% y no es necesario hacerle ninguna modificación al vehículo. El biodiésel es un solvente por naturaleza , es un combustible mucho más limpio, manifiesta Mario y lo que hace es limpiar el sistema de combustión e inyección de los vehículos. Se recomienda iniciar con un 10 % de combinación en el vehículo y cambiar periódicamente el filtro de combustible para que todos los restos o suciedades del diésel de petróleo no se acumulen y hagan fallar el vehículo.

Existe una hipótesis acerca de los carros que usan ésta alternativa energética en torno a que si el vehículo disminuye su fuerza (potencia). Según Mario, sí existe una disminución mínima en la fuerza del motor pero se recupera al momento de la lubricación del mismo.

Para los ecologistas como Karen Aguilar de Fundaeco, todo lo que es biocombustibles debe ser revisado. Además es importante distinguir una producción de biocombustibles y otra es el reciclaje de aceites que se utilizan en restaurantes, En este caso nosotros no tenemos postura contraria, porque se están utilizando aceites que normalmente se desechan en los desagües y se están empleando en lugar de los combustibles fósiles , así que es a favor la postura , indicó Aguilar.

Molina afirma que el objetivo de su proyecto es crear una conciencia ambiental “de no tirar el aceite por los drenajes o desagües”; con lo que se eliminaría la contaminación en los mantos friáticos y las aguas a nivel nacional, y en este caso la de La Antigua Guatemala, va menos contaminada a los ríos y lagos. Además, al utilizar biodiésel las emisiones de los vehículos se reducen hasta un 80%.

Lo que inició como un juego de niños en una lavandería de casa es hoy una realidad y no descartan los inventores que a futuro este proyecto piloto sea una opción que ayude a los guatemaltecos a paliar la crisis que actualmente se vive por el alza en los precios de los combustibles.

Proceso
Se recolecta en restaurantes y hoteles el aceite utilizado

Llega a la planta y se almacena

Se analiza la calidad del aceite

Se almacena en dos tanques grandes donde ya se mezclan los aceites que pasan las pruebas de calidad

Pasa al procesador, acá hay dos etapas:

El aceite y su elevación de temperatura
Mezcla de alcohol con un catalizador
Se lava con agua
Pasa un filtro para su entrega final.

El sueño de la alternativa energética